Análisis de Shadow of the Tomb Raider

Este reinicio a la mítica saga de Lara Croft siempre me ha gustado, así que en este análisis no vas a leer críticas de parentesco con Uncharted y demás. Uncharted no tiene el monopolio de juegos de aventuras, acción y plataformas, y esta nueva saga de Tomb Raider lo demuestra.

Shadow of the Tomb Raider

Podemos ver un crecimiento brutal de Lara. En el primer juego vemos a una inexperta aventurera, que sin quererlo, se ve envuelta en una aventura que no desea, y de la que va a salir trastocada. En el segundo juego Lara está más preparada, aunque aún tiene resquicios de esa Lara inexperta.

En Shadow of the Tomb Raider es donde más he visto esa actitud implacable que siempre he buscado en ella. Es una verdadera depredadora, una cazadora. Tiene sentimientos, pero los sabe esconder muy bien. Es decidida, y a veces puede parecer incluso egoísta, pero luego te acabas dando cuenta que es una Lara Croft con más personalidad de toda la saga, la que verdaderamente te enamora como personaje.

Shadow of the Tomb Raider

Hablando del propio juego, el apartado gráfico se mantiene a la altura de Rise of the Tomb Raider, con mejoras gráficas, sobre todo en las cinemáticas y expresiones de Lara (para mí es la Lara más expresiva). Lleno de detalles. Un ejemplo es la propia selva, es un gustazo perderte en ella, explorar y adentrarse en tumbas y criptas.

Jugablemente es el más notable de la saga. Los elementos de escalada como siempre, muy cómodos e intuitivos. Los tiroteos hacen que sientas el arma en el mando, notas realmente que estás llevando un arma y no cualquier cosa. Los puzzles de las tumbas son los mejores, te hacen pensar, te hacen pararte a mirar bien cómo debes proceder, y más de una vez me he quedado atascado sin saber cómo resolver uno.

Shadow of the Tomb Raider

Dentro de la personalización, una vez más a Lara le podemos cambiar los atuendos, o ir colocándole pieles a la ropa predeterminada de nuestra aventurera, pieles que conseguimos de nuestras cazas, o atuendos que nos regalan por haber logrado ciertas cosas. Y una cosa a destacar es el aspecto de Lara, para mí el más fiel y bien hecho de toda la saga.

Si en Rise of the Tomb Raider notamos un cambio de cara muy bestia en cuanto al primero, en este vemos una mezcla de ambos, dando de resultado a una Lara conocida, que no es otra, ni extraña, para mí es la cara perfecta para Lara Croft, además de su físico, fibrado y atlético, por primera vez veo a Lara Croft «fuerte», por así decirlo, y con eso me refiero a que cuando escalas puedes ver como se le tensan los músculos de los brazos y la espalda, cuando hace fuerza con los brazos se nota que son brazos de una mujer que se dedica a la escalada y alpinismo. Eso me ha parecido un detalle genial.

Shadow of the Tomb Raider

A nivel argumental es perfecto, me encanta la historia que han hecho, la forma de conectar todo y el hacerte ir a diferentes lugares. La historia te mantiene expectante, atento y con ganas de saber más cosas. Y esta vez por fin, los coleccionables tienen gran repercusión en la historia, y hablo de los diarios de T. Serrano, pues te van contado ciertas cosas que en la historia principal no se cuenta, y que en cierto punto de la historia, agradecerás haberlos leído para entender algunas cosas.

Alguien que diga que Shadow of the Tomb Raider es corto, te está mintiendo. No es corto dentro del género lineal, para nada. Según el ritmo que le metas, durará más, o menos, pero a mí no me ha parecido corto en ningún caso. Además, me he dejado muchísimos coleccionables por recoger, alguna que otra tumba y cripta por explorar, y más cosas por hacer. Todo eso me lo dejo reservado para el modo New Game+ que contiene el juego, pues tengo clarísimo que si no es hoy será mañana, pero pienso empezar de nuevo esta gran aventura que tanto me ha gustado, y en esta ocasión ir a por ese 100% de juego.

Shadow of the Tomb Raider

En definitiva, estamos ante el mejor Tomb Raider de este reboot. No debería dejar indiferente a nadie, no es un juego mediocre ni mal hecho, ni hecho con prisas. No es un exponente gráfico, ni ha inventado nada, pero todo lo que nos ofrece, lo hace de la mejor forma posible, y dando un resultado sobresaliente. Una vez visto los créditos y la escena postcréditos tan solo puedo decir que ha sido un placer acompañar a esta gran aventurera e icono de los videojuegos, y poder presenciar el cierre perfecto a esta gran saga. Hasta siempre señorita Croft.